MISIÓN IMPOSIBLE: el blockbuster del verano

El blockbuster del verano ya está entre nosotros. Vuelve por todo lo alto una de las mejores sagas de acción que el universo cinematográfico ha deparado en los últimos 22 años, llegando incluso a plantar cara a un mito intocable del género tan destacado como James Bond.
Desde que en 1996 Brian de Palma se hiciera cargo de su primera entrega nadie podría haber llegado a imaginar que la versión cinematográfica de la serie de los 70, Misión Imposible, seguiría hoy más en forma que nunca. Y nadie parece vislumbrar su fin, por lo que si no sucede ningún infortunio se presume mecha larga para rato. La estrategia de la productora es sencilla, se trata de renovar film a film el equipo creativo, contar con los mejores directores del género (John Woo, J.J.Abrams, Brad Bird y Chistopher McQuarrie) que les permita renovar, cohesionar y evolucionar el universo ETHAN de una manera libre e intensa, aportando cada uno su peculiar granito de arena. Desde entonces, nada menos que seis frenéticas aventuras han ido apareciendo puntualmente a su fecha, seis largometrajes que han provocado toda una legión de fans en el mundo alrededor de las misiones más peligrosas que a un espía le puedan encomendar.
Tom Cruise se enfunda a sus 56 años el traje del mítico espía Ethan Hunt para deleitarnos de nuevo con persecuciones por las calles céntricas de Paris, Londres; por tierra, aire y lo que haga falta. Un espectáculo lleno de ritmos frenéticos, tensión endiablada y como no diversión, mucha diversión. Un personaje que el actor norteamericano ha sabido darle forma a medida que ha ido avanzando de forma sólida la franquicia, hasta apropiarse por completo de su esencia, dejando su impronta personal y carisma en la del célebre espía. A día de hoy resulta imposible pensar en otros rasgos que no sean los suyos para dar vida a nuevas hazañas.
Y para ello, ha vuelto a contar con la colaboración de Christopher McQuarrie, director fetiche en la vida del actor americano desde que se cruzaron sus destinos en el 2012 en la cumplidora `Jack Reacher´. Un realizador habilidoso, creativo que aporta un dinamismo y una tensión narrativa ideal para evolucionar firmemente la saga sin salirse del camino trazado pero sorprendiendo constantemente al personal, y eso lo hace (nunca mejor dicho) de cine. Enlaza el buen gusto de la saga con la mejor acción espectacular, sin dejar de lado lo más primordial un guion potente, elevándolo a otra dimensión. McQuarrie responsable de la anterior `M.I: 5´ se pone ante los controles del que posiblemente sea el film palomitero más aplaudido y esperado de este 2018, con permiso de los dinosaurios de `Jurassic World 2´, lo que le permitirá cerrar tramas abiertas que se dejaron en el tintero en el anterior episodio y abrir otras nuevas.
Un derroche de acción, efectos y quimeras marca de la casa superando si cabe a sus antecesoras. Y es que el equipo formando por el tándem Cruise, J.J Abrams (en función de productor) y McQuarre le dan ese aire fresco y ágil que el decaído agente James Bond hace ya algunos films añora.
¿A qué esperas a ponerte el traje de espía? Necesitan de tu ayuda, ¿podrán contar contigo? Tom Cruise te espera en tú cine más cercano, no le falles. Este mensaje se autodestruirá después de ser leído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *