89ª Edición Oscars de Hollywood

¡La 89ª edición de los Oscars ya está aquí!

Mañana, 26 de Febrero se celebra la 89 edición de la ceremonia de Los Oscar de Hollywood, son miles las películas estrenadas a lo largo del año que han arrancado los aplausos de público y crítica, pero tan solo unas pocas producciones las privilegiadas que dirimirán sus fuerzas por alzarse con un galardón que los encumbren a los altares de la historia del séptimo arte.
El teatro Dolby de Los Ángeles está ultimando todos los detalles para acoger este domingo la gala de los premios más prestigiosos y glamurosos del sector cinematográfico que otorga anualmente la Academia de Ciencias y artes de Estados Unidos. Los primeros galardones de la era Donald Trump, al frente de la nación Americana, en la que de bien seguro se aguarda una noche caldeada de parlamentos, tensa de emoción y llena de discursos en contra sus cerrados pensamientos y polémicas acciones. Sin duda una 89ª edición que por una razón u otra pasará a los anales de Hollywood.
Nueve son las películas en las que recaerán las miradas para escribir en letras doradas su nombre y suceder al “Renacido” de Alejandro Gonzalez Iñarritu como la estrella de la temporada. Películas de todos los géneros, colores y tonalidades, desde estremecedores dramas a la ciencia ficción más filosófica pasando por el cine bélico al festival más musical, todo un abanico de opciones que nos han emocionado, sobrecogido y porque no también decirlo decepcionado, al ver alguna de ellas en el envite final. “La la land”, “Hasta el último hombre”, “Manchester frente al mar”, “Lion”, “Fences”, “Figuras Ocultas”, “La llegada”, “Comanchería” o “Moonlight” son las reinas de la fiesta que buscan su oportunidad para lograr coronarse a lo grande.
Todo parece indicar que este año está claramente orientado para que “LA LA LAND”, el espléndido musical, que rinde un asombroso homenaje a todo un género hoy en alza y que cautivó durante la época dorada de la meca del cine a miles de espectadores, con estrellas como Fred Astaire o Gene Kelly, vaya a recolectar un buen número de estatuillas doradas… Pero no hay que bajar la guardia, debemos estar atentos a un título que puede hacer saltar las alarmas de todas las casas de apuestas: “Moonlight”, una película intensa, desgarradora, totalmente opuesta a la refrescante cinta que nos ofrece el joven realizador Damien Chazelle con su ciudad de estrellas. Barry Jenkins escribe y dirige la búsqueda y aceptación de la identidad a través de un doloroso drama con la homosexualidad, las drogas, y el acoso escolar como trasfondo de la historia. Película con la que amenaza enérgicamente con reivindicarse en la gran noche del cine.
Dos películas con sabia nueva, con directores jóvenes (que no llegan a los cuarenta), dispuestos a revolucionar el cine de los próximos años enfrentándose al talento innato de realizadores, de la talla de Mel Gibson ( que bien se lo merece), Kenneth Lonergan o Dennis Villeneuve que irán dando con toda seguridad mucho que hablar con sus próximos proyectos.
El maestro de ceremonias de este año correrá a cargo del popular cómico Jimmy Kimmel conocido presentador del show televisivo de la cadena ABC,  Jimmy Kimmel Live, que noche tras noche logra sacar unas sonrisas a millones de norteamericanos antes de irse a dormir con su habitual tono alegre, jovial y refrescante. Y son justamente esos ingredientes por los que la Academia ha accedido a contar con su presencia y hacer olvidar lo antes posible la decepcionante contendía de su homónimo Chris Rock del pasado año, una de las peores y más aburridas ceremonias que se recuerdan en la ciudad de los sueños. Para dar apoyo a la chispa y talento que pueda aportarnos Ya no queda nada sobre el escenario, desfilarán las más rutilantes estrellas del momento: Leonardo DiCaprio, Alicia Vikander, Emma Stone, Brie Larson, Javier Bardem, Gael García Bernal, Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson, Shirley MacLaine y como gran colofón Warren Beatty y Faye Dunaway para rendir tributo a los 50 años del estreno de todo un hito como “Bonnie & Clyde”, un broche de oro ideado para ser recordado por mucho tiempo. Ahora solo falta que lo hagan ágil, dinámico y entretenido.
Como datos a tener este año en cuenta, cabe señalar que se trata del primer año en toda la extensa carrera de la entrega de los galardones en la que encontramos actores afroamericanos nominados en todas y cada una de las categorías interpretación (¿casualidad ante la polémica suscitada del pasado año en la que no había notoriedad entre ellos? Por un lado tenemos al veterano y carismático Denzel Washington como mejor actor por “Fences” que hará todo lo posible por arrebatarle a Casey Affleck su más que posible galardón. Además encontramos a Ruth Negga como mejor actriz por Loving, difícil tarea la suya ante la magia de Emma Stone. Además contamos con Mahershala Ali como actor de reparto por “Moonlight” y Naomie Harris (Moonlight) Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Viola Davis (Fences) que compiten en la categoría de actriz de reparto siendo esta última la principal candidata en apoderarse de la estatuilla dorada.
Asimismo, debemos prestar atención en nombrar que “La La Land”, opta a catorce candidaturas igualándola a “Eva al desnudo” (1950) y “Titanic” (1997) que ostentaban hasta este momento el privilegio de ser las dos películas más nominadas del certamen.
No podemos olvidar ni pasar por alto la nominación de “Timecode”, cortometraje del catalán Juanjo Giménez, que tras arrasar en cada uno de los festivales donde ha sido proyectado se ha ganado por derecho propio el seguir creyendo y soñando en sus posibilidades.
Millones de personas en todo el  mundo se sentará alrededor de sus receptores, cada uno con su particular quiniela, pronósticos y predicciones; pero todos con el entusiasmo de dejarse envolver de la magia que nos atrapa y nos seduce la potente industria del cine, y vivir unas horas de ensueño, de entretenimiento, de glamour  todo ello animado  por la presencia de las estrellas del celuloide actual. Hagan sus apuestas, la maquinaría ya está en marcha, yo apuesto por “La la land”. En épocas de crisis, de dramas sociales siempre la frescura y los musicales han levantado el ánimo del país sin duda una apuesta segura y merecida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *