BIRÒ: I’m Easy!

Pocas veces, pocos esloganes comerciales han sido tan convincentes y seguros de si mismos como BIRÓ: I’m Easy! Tal vez, porque encierra una filosofía que, además de nueva, transmite una idea de practicidad, y de transición del concepto ‘coche’ actual, que no deja de ser complicado, a una manera de movilidad que pretende hacernos las cosas más fáciles: tamaño, energías limpias, tráfico….
Y me explico: estamos en un mundo que hemos maltratado, y no solo por el uso ingente de combustibles fósiles, origen de muchos males del mismo. Por primera vez, y en base al respeto a un nuevo futuro, se nos ofrece un concepto que no quiere destacar por sus prestaciones, ni por un diseño deportivo… Sino por la apuesta de una movilidad práctica, que pudiendo llegar a todas partes dentro de un entorno urbano, no suponga un quebradero de cabeza: algo tan sencillo como conducir y aparcar, tiene que ser eso… Sencillo! Easy! BIRÓ proviene de la tradición de la empresa, basada en la fabricación de cabinas para camiones, vehículos industriales y tractores. La idea de coche y producto que aquí mostramos, surge en el 2009 como embrión de la necesidad de ofrecer un producto de movilidad por encima de las actuales limitaciones del tráfico, y sus consecuencias, pero también para que las personas se sientan identificadas con el concepto y sus beneficios: en resumen, es un esfuerzo titánico por crear un valor añadido en cuanto a la gestión del mismo tráfico y la manera de enfrentarse al mismo, con el objetivo de crear una analogía entre transporte seguro y economía moderna.
Sergio González Olaechea, emprendedor por excelencia, ve un BIRÒ en Lisboa, y se queda, a la par de maravillado, enamorado del proyecto, y se lanza a hacer un estudio de mercado, y éste es el embrión cuyo negocio se enmarca en su tienda de la Diagonal de Barclona, próxima a la plaza Francesc Macià. Es precisamente la marca Barcelona, la que ayuda a promover este negocio, a la vez que BIRÒ pretende impregnar Barcelona de un nuevo concepto de movilidad.
Incluso, BIRÒ nos replantea un concepto de propiedad diferente: la compra de un vehículo, nunca ha sido el parangón de la eficiencia, pero no éramos conscientes. Al fin y al cabo, todos nos movemos, ya sea por motivos personales, o profesionales: aunque esto último prima sobre el personal. En la primera vertiente, la personal, vamos aprendiendo que mantener un coche personal, si es para desplazamientos por ciudad, ya no es una cuestión práctica. Incluso, la gente joven deja de tener como algo prioritario poseer un coche, y deja de obsesionarse por la primera adquisición de un vehículo, porque algo esta cambiando, y también tienen otras prioridades.
El coche clásico, con motor térmico supone, no solo el gasto que conocemos, sino el concepto que la tecnología limitará a la larga, como una herramienta para grandes desplazamientos, hasta que la tecnología de la batería eléctrica para grandes desplazamientos se desarrolle totalmente.
BIRÓ viene a implementar el vacío de desplazarse por ciudad sin necesidad de la propiedad de un coche, ya sea por el modelo del SHARING o el Alquiler ocasional, tal como lo conocemos hoy en día. La propiedad de un coche, tiende a desaparecer hasta convertirse en un reducto de grandes empresas de alquiler, renting y bancos. La razón es que el coche pasará de ser en un producto de consumo a un útil de trabajo, y que en caso de necesidad para uso privado, acudiremos a empresas de Sharing o Alquiler. La propiedad privada de un coche se convertirá en un coto de pocos.
Su modelo de distribución, ya empieza a ser un clásico en productos de valor añadido: su centro de gravedad es el de una Flagship Store en las grandes ciudades europeas, mientras que el mantenimiento se lleva a cabo a través de Partners asociados y localizados estratégicamente, teniendo en cuenta valores como la situación de los clientes y la autonomía del vehículo. Así, la distancia ha de ser asumible por los usuarios y el vehículo.

BIRÒ es un coche, con sus 4 ruedas, pero que por sus contenidas medidas se puede equiparar a una moto, pero con los beneficios de estabilidad y seguridad de un coche. Su valor añadido son sus dos motores eléctricos de 44,4 V, recargables por corriente alterna, y ofreciendo dos posibilidades de batería: FIJA, y una autonomía de 100 km, además de un tiempo de recarga de entre 3 y 6 horas. La batería EXTRAÍBLE, su tiempo de recarga se sitúan entre las 2 y 4 horas, mientras que autonomía es de 55 km, pero se está trabajando para ofrecer una autonomía de 80 km.
El valor añadido de estos vehículos, no solo es el aspecto ecológico, sino el que se pueda aparcar sin coste alguno en zonas azules y verdes, y que su contenido tamaño permita el aparcarlos en plazas de moto.
Ese mismo tamaño no supone un menoscabo de la seguridad de su ocupantes: los módulos delantero y trasero son estructuras moldeadas en ABS de Alta Densidad (HDABS), cuya característica principal, no solo reside en su rigidez, sino en su capacidad de absorción ante posibles golpes. Estas dos estructuras, y aquí hablamos de la homogeneidad del conjunto, están unidas entre sí, a través de una estructura tubular de acero de 3, – mm de espesor.
Por último, la unión del vehículo a la calzada queda claramente garantizado por neumáticos de 175, – mm de ancho, y por sus correspondientes frenos de disco.
En cuanto a la gama, la oferta queda garantizada por el modelo CITY, por un modelo comercial que dota al coche de un cofre más grande, y el atractivo de la versión BLACK LIMITED EDITION.
El tamaño no está reñido con el estilo, ya que la marca ofrece una gama de 99 colores. Auténtica explosión cromática que, sin duda, satisfará a los más jóvenes, en busca de un aspecto diferenciador a través del color.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS:
2 motores eléctricos sin escobillas de 48 V
Potencia máxima: 4 kw
Recuperación de energía de frenado
Cargador de batería de 220 V

CARACTERÍSTICAS GENERALES:
Estructura de acero tubular de seguridad con un espesor de 3 mm
4 frenos de disco hidráulicos
Apertura del techo y la luneta trasera
Amplios compartimentos y guantera
Bocina de marcha atrás

RENDIMIENTO:
Velocidad máxima legal: 45 km/h
“Booster” (mayor potencia)
Inclinaciones hasta el 20%
Rueda de 2 800 mm de diámetro
Diámetro entre paredes: 6 m
Autonomía 100 km

DIMENSIONES:
Longitud: 1 740, – mm
Anchura: 1 030, – mm
Altura: 1,565, – mm
Altura de la base sobre el suelo: 190, – mm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *