Buenos propósitos para nuestra imágen y estilo

WORKING WINTER GIRL ROCKINCHIC

Un nuevo año empieza siempre con muchos y buenos propósitos, hay quién incluso tiene algo así como la “ansiedad de los buenos propósitos”, todos queremos hacer cosas que siempre dejamos para más adelante, aprender otras y cambiar hábitos, pero seamos honestos y reconozcamos que rara vez se cumplen. Algunos empiezan con mucha fuerza pero se diluyen a los dos o tres meses, otros se van incumpliendo a medida que pasan las semanas, existen incluso lo que ni empiezan…

Yo, como todos, tengo los míos y si consigo organizarme una rutina de estas nuevas prioridades en las que creo y que serán seguro beneficiosas para mí, este 2016 será ¡La bomba!

Pero centrémonos en las cosas que me parecen importantes a nivel de imaágen y estilo. Funciono con estas “normas”, pero confieso que alguna vez me despisto un poco. En mi opinión, son esenciales a nivel de imágen y estilo, por eso, he pensado en compartirlas con vosotras, espero que alguna de ellas os ayude y se convierta en un nuevo propósito.

  • Llevar el pelo siempre perfecto, no quiere decir ir peinada y repeinada de peluquería, los que me conocen saben que es un sitio que visito poco, significa no dejar pasar tiempo cuando se necesita un corte, tratar nuestro cabello con los productos que le darán el brillo y el cuerpo que necesita, para que, aún no yendo peinadas, estemos estupendas. Nuestros peluqueros, nos aconsejan siempre y hay un sin fin de aceites, mascarillas que debemos utilizar.
  • Lo mismo con las uñas: pies y manos siempre perfectos, en realidad es algo que hago habitualmente, pero este año, he decidido variar más, con los esmaltes.
  • Volver a llevar joyas y bisutería, confieso que este mes de diciembre me ha dado por los collares y colgantes, pero recuperaremos pulseras y pendientes. Creo que seguiré siendo “monotemática” como he sido siempre, quiero decir que me centro en una cosa, si son collares, no son pulseras, ni pendientes, elijo generalmente piezas importantes o mezclo varias de distintos tamaños, hace dos días me puse un jersey de cashmere azul entre claro y turquesa y le di en toque con tres collares de perlas distintos. El anillo es la pieza sin la que no se salir de casa, siempre un anillo y si no llevo nada más, pueden ser dos, tres, incluso cuatro.
  • Levar la ropa perfectamente planchada y cepillada. Sacar de los cajones, del armario aquellas piezas que nunca pasan, aquellas con las que nos vemos más “puestas”. Actuales o vintage, esas prendas buenas, especiales y que nos sientan bién, esas que muchas guardaís para “ocasiones”, tienen que ser rescatádas para llevarlas más a menudo, mezclándolas con el objetivo de darles un aire desenfadado o crear contrastes. ¿No es divertido? Mezclar es apasionante y aprender a hacerlo también.
  • Seguir siendo femeninas, aunque vistamos como una roquera o nos pongamos una simple camiseta y unos jeans. No hace falta más que un pequeño toque, un poco de rimel, brillo en los labios, las uñas pintadas, un pañuelo en la cola de caballo, una joya… cada una de nosotras sabe cuál es esa pequeña pincelada que nos hará brillar en cualquier situación.
  • Ir a trabajar más y mejor vestidas, fijarnos más en el corte y el tejido de la ropa que compremos y olvidarnos un poco del “fast fashion”, la calidad de una tela, un buen corte, y los acabados sientan mucho mejor, pero sobre todo, no mirarás esa prenda como si fuera del año pasado cuando solo te la has puesto cinco veces.
  • Recordar que cada momento, cada lugar y cada ocasión tiene su “código”. No te pones tacones de 10 cm en un sitio de montaña, te diré que ni para ir a cenar al restaurante del pueblo, ni llevas stilettos en Formentera, dos ejemplos que obviamente, debido a esta pasión mía,  tenían que hacer referencia a los zapatos…
  • Y hablando de zapatos, el zapato debe ser cómodo y bueno, calzar justo, en verano veo chicas con sandalias a las que les sobra medio cm por detrás o uno por delante, es muy antiestético, y supongo que incomodo… los zapatos deben llevarse perfectos, (como los pies), hay que cuidarlos y darles crema, en cambio, lo bolsos me gustan usados, me da la sensación de más naturalidad.

Podría escribir algo más y añadir la lista de los básicos pero no aburridos que todas deberíamos tener, todas sabéis cuáles son las piezas básicas pero prefiero que penséis en cuales son vuestras necesidades y sobre ellas construyáis vuestro fondo de armario, si necesitáis ayuda, aquí estamos, pero no dejéis nunca de ser femeninas, de potenciar vuestros puntos fuertes y de jugar con los complementos. Haced de todo esto una diversión, no una obligación.

¡Empecemos el año brillando!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *