Coches y Matrículas

matricula-irlandesa rockinchiclifestyle

Pocas veces, o ninguna, se ha tratado este tema en revistas especializadas del motor, así que voy a intentar innovar, introduciendo el tema de las matrículas, que estoy seguro, será de vuestro interés.
Las matrículas de un coche parece poco más que la ‘chapa’ (como la describió años ha, un conocido jefe de estado), donde aparece el número de registro de un coche para cada país.
Cada región del mundo le concede a sus placas de matrícula una función, no solo administrativa, sino que también obtiene connotaciones culturales en función del país, o bien, un tratamiento específico que ha lugar a una rápida identificación en función de esa estética.
Si os parece, repasaremos un poco, las connotaciones de cada región del mundo. En especial. la nuestra, la europea.
Europa, en los últimos 50 años, ha conocido bien diferentes vicisitudes, que han marcado el devenir de Europa, y que posteriormente han marcado el diseño de todas esas matrículas, y que no quiero dejar pasar, como la creación de las Comunidades Europeas, posteriormente, Unión Europea y la caída del muro de Berlín: la desaparición de la Unión Soviética, y posterior independencia de sus ex-repúblicas, así como los diferentes enfrentamientos bélicos en la antigua Yugoslavia, y los posteriores estados que también adquirieron su independencia.
Otro hecho capital es la entrada de esos antiguos estados del antiguos bloque comunista y ex-repúblicas soviéticas, como es el caso de República Checa, Eslovaquia, Hungría, Lituania, Estonia, Letonia, Eslovenia, Croacia.
Pues bien, todos esos sucesos han llevado a una progresiva convergencia de diseño a lo ancho y largo del continente, que tiene como base la pertenencia a la Unión Europea, y que conlleva el denominador del uso de una matrícula de medidas y diseño standard.
En cuanto al color de fondo, muchos países adoptaron el blanco, o colores más claros, y caracteres en negro, dada la evidencia que contribuía a una mejor identificación de la misma.
Una primera fase fue la de algunos países que utilizaban el negro como fondo, como Portugal, Italia, Francia, el Reino Unido y Holanda, y que respectivamente, adoptaron colores más claros en aras de una mayor seguridad, como Portugal que pasó al blanco, como Holanda; Francia, en una primera fase al naranja en la parte posterior, y blanco en la parte delantera, para después aplicar el blanco. El Reino Unido siguió el mismo camino que Francia, adoptando el naranja en la parte posterior, y blanco en la parte delantera, quedándose en esta configuración hasta la actualidad, mientras que Holanda ha adoptado el naranja de fondo, quizá como homenaje a la familia reinante en Holanda, los Orange, u Oranje, en neerlandés.
En una segunda fase, y a partir del año 92, los países de la Unión Europea empezaron por adoptar una franja azul a la izquierda, introduciendo la abreviatura (conocido como símbolo oval), encerrado en la enseña circular de estrellas amarillas.
Desde entonces, ya bien por caducar su sistema de numeración, o por enfatizar su entrada en la UE, todos los países de la UE, han ido convergiendo estéticamente hasta la actualidad: o bien, simplemente añadiendo la franja azul, o también mudando del negro (como Polonia o Austria).
En la actualidad, más allá del marco de la UE, muchos países utilizan esta estética, como en primer lugar los países adheridos al espacio Schengen, como Islandia o Noruega, y en segundo país otros países no necesariamente europeos, pero si en la periferia del continente, como Turquía, Israel, Líbano o Marruecos, pero sin incluir las estrellas europeas, por razones obvias.
Más allá de la Unión Europea, países dentro de la órbita europea, pero sin pertenecer a la UE, países como Mónaco, Andorra y República de San Marino, la que mantienen su propia estética de matrícula diferenciada al resto , o bien países como, Ciudad del Vaticano, que adopta el estilo italiano, pero sin las franjas azules y el símbolo SCV – Stato della Citta del Vaticano -, o Liechtenstein que adopta el estilo de la Confederación Helvética, ya que está asociado a ésta por un acuerdo aduanero. La matrícula de Liechtenstein adopta el mismo estilo de letras y números, pero invirtiendo los colores de letras y fondo, por lo que el fondo es negro, y las letras blancas, pero en lugar de la identificación del cantón, aparece la abreviatura propia del país, FL – Fürstentum von Liechtenstein – , y el escudo del mismo, en lugar del escudo cantonal suizo.

matricula-eir rockinchiclifestyleEuropa es la cuna de muchas civilizaciones, y en esencia, ha sido una potencia colonial durante muchos años. Muchos países, ahora independientes, y antaño colonizados por potencias europeas u occidentales, aún conservan la estética propia de matrícula, como ocurre en el caso del antiguo imperio británico.
Algunos ejemplos de países, independientes, antaño bajo el control del imperio británico y que hoy en día, mantienen esa reminiscencia, como es el caso de Kenya o Tanzania, en África. Singapur, Malasia y Hong Kong, en Asia. En América, aunque las dependencias del Caribe conservaban este sabor británico, en los últimos años han sucumbido a la estética de matrícula americana. En el caso de Europa, Gibraltar, y las islas del canal, conservan la estética británica por ser territorio de ultramar o posesiones de la corona británica, en el último caso. Chipre, país independiente y perteneciente a la UE, mantiene el mismo formato, pero implementado por la franja azul, e identificado por el símbolo CY, que da nombre al nombre oficial de Cyprus, en inglés, dado que junto al griego es uno de los idiomas oficiales de la República de Chipre.
Otro caso en la misma línea, es Francia, cuyas antiguas colonias mantienen aún la estética de las antiguas matrículas francesas, como la gran parte de países del África francófona, así como departamentos de ultramar (las mismas matrículas que la Francia continental) de todo el mundo, cuyo único hecho diferenciador es el número de departamento, o en el caso de Saint-Pierre et Miquelon (posesión francesa en Norteamérica), hasta hace poco se identificaba por las siglas SPM, hasta quedar englobado en el sistema numérico departamental francés (dos cifras, para Francia continental, tres para los territorios de ultramar).
Alemania fue una fugaz potencia colonial, pero que su derrota en la la primera guerra mundial, se encargó de revocar. Sin embargo, la gran influencia de este país, ha extendido esta, incluso hasta en el diseño de las matrículas. Muchos países de la antigua influencia soviética, como las antiguas repúblicas bálticas, Hungría, Eslovenia. Rumanía es otro ejemplo de antiguo país comunista que ha sucumbido a la misma estética. Pocos casos mantienen la antigua estética de las fuentes en la matrícula, como Chequia o Bulgaria.
Sin embargo, Albania, por su proximidad con Italia, utiliza en sus matrículas una estética claramente reflejada en las actuales matrículas italianas con doble franja azul, la izquierda para incluir el símbolo oval del país, y la derecha para indicar el año de matriculación (en la italiana, además, se incluye, debajo del círculo que indica el año de matriculación, la provincia de la que proviene el vehículo – MI, Milano; TO, Torino; NA, Napoli…. -, siendo estos datos completamente voluntarios)
Fuente foto: https://innisfree1916.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *