En busca de experiencias excepcionales

Siempre en busca de experiencias excepcionales. Desde Colombia hasta Sudán, pasando por Sudáfrica y Perú. Este mes de abril pasado, ¡En BRU&BRU no hemos parado ni un segundo!

Y es que nos encanta explorar los destinos más excepcionales en busca de las mejores experiencias para ti.

¿Quieres sentirte como Indiana Jones en busca del Arca perdida? ¿Sabes dónde puedes encontrar pirámides espectaculares más allá de Egipto? ¿Quieres navegar por las tranquilas aguas del Nilo? ¿Te apetece rumbear por las calles de Cartagena de Indias? ¿Te imaginas admirar Machu Picchu a la puesta de sol?

viajar-rockinchiclifestyle-bruandbru

Hoy te hablamos de Perú: Un destino lleno de magia, energía y color.

Historia, cultura, artesanía, gastronomía, tradiciones… Perú es un destino mágico y sorprendente que no deja indiferente a nadie. No podría quedarme sólo con una experiencia… Caminar entre las ruinas del Valle Sagrado de los Incas, recargarte con la energía que emana de las vertiginosas alturas del Machu Picchu, adorar el lugar del nacimiento del sol en las aguas cobalto del lago Titicaca, descubrir la vibrante ciudad de Cuzco, su historia y artesanía y la amabilidad de la gente de ese país lleno de color y magia.
¡Un destino imperdible que no puedes dejar de conocer al menos una vez en la vida!
Tras pasar nuestra primera noche en Perú en el hotel Belmond Miraflores Park, nos activamos al día siguiente para disfrutar de un maravilloso viaje escénico a través del impresionante paisaje del Valle Sagrado de los Incas. De camino al Hotel Belmond Río Sagrado visitamos uno de los mejores y más impresionantes complejos Incas de la zona, el sitio arqueológico de Pisac, con terrazas construidas sobre sus colinas.

En Pisac no os podéis perder su famoso Mercado Dominical, uno de los más celebres del continente, lleno de color y de productos artesanales.

En la parte alta del complejo arqueológico se encuentra el Intihuatana, una piedra sagrada, donde los sacerdotes incas rendían culto al sol y que también servía para fijar el cambio de estaciones o como observatorio astronómico.

En el hotel Belmond Rio Sagrado nos encontramos un espacio lleno de energía y unido a la mística del Valle Sagrado, un exclusivo oasis que parece olvidado por el tiempo y donde descubriremos los más exquisitos secretos gastronómicos de la cocina tradicional de Urubamba.

En el Valle Sagrado, visitamos el poblado arqueológico de Ollantaytambo, punto de entrada a la zona amazónica del Cusco y considerado como el punto final del Valle Sagrado y la puerta de ingreso al Santuario de Machu Picchu. El sitio arqueológico comprende una serie de terrazas superpuestas y son impresionantes los grandes bloques de piedra finamente labradas ubicadas en la terraza superior – Templo del Sol -.

En Chinchero, un pequeño poblado indígena en los Andes, ubicado en lo alto de las planicies de Anta – a una altura de 3762 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de 30 km de la ciudad de Cusco, tuvimos la oportunidad de visitar el taller de textiles de Nilda Callañaupa, que nos mostró las técnicas tradicionales de tejido y el rol de este arte en la vida andina contemporánea.

Seguimos nuestra ruta por Perú a bordo del lujoso tren Hiram Bingham, donde parece que el tiempo también se ha detenido y que discurre por una paisaje verde y nos lleva al hotel Hotel Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel
 donde esperamos impacientes nuestra visita a las ruinas de Machu Picchu.

Machu Picchu es un lugar mágico, donde uno es capaz de sentir la energía y la fuerza de la naturaleza, alcanzando un estado místico inigualable. Imperdible la ceremonia ancestral con un chamán andino que pedirá a la Pachamama, o Madre Tierra, salud y prosperidad para todos.

Tras nuestra experiencia en Machu Picchu, regresamos a Cuzco y nos alojamos en el hotel Belmond Palacio Nazarenas, un antiguo convento que ha sido durante mucho tiempo, un oasis de tranquilidad entre la grandeza de la Plaza de Armas y la joven y colorida zona de San Blas. Un auténtico refugio urbano lleno de historia pero con un estilo contemporáneo y el mejor punto de partida para descubrir y disfrutar de la ciudad de Cuzco.

Abandonamos Cuzco y cambiamos los paisajes verdes, la historia y las ruinas arqueológicas por la calma y la paz del Lago Titicaca, una reserva natural en la que oa recomiendo visitar en bote las legendarias Islas de los Uros y conocer sus leyendas, tradiciones, costumbres y gentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *