Infierno azul: vuelve el gran Tiburón

Vuelve el Tiburón a las salas del cine, vuelve el terror a orillas del mar. A lo largo de la historia, el cine nos ha dejado diversas situaciones tensas y agobiantes en las profundidades del mar, aparentemente (de primeras) apacibles y tranquilas. Cuarenta años después de que Steven Spielberg nos metiera el miedo en el cuerpo con solo poner el pie a orillas del mar, con la magnífica “Tiburón”, un director catalán afincado en Hollywood (Jaume Collet Serra) nos trae un divertimento, ágil, dinámico y refrescante film con un aguerrido escualo como gran protagonista, que hará las delicias a todos los que se acerquen a las salas de la ciudad, ni que sea para resguardarse del bochorno que se cuece en el exterior de la sala.

tiburón1-rockinchiclifestyle“Infierno azul”, nos narra la tensa odisea de una joven surfista en busca de una necesaria desconexión en su día a día para reencontrarse consigo misma, en la que ni por asomo vislumbrará lo que se le vendrá encima: (nada menos que) ¡quedarse atrapada en una pequeña roca tras sufrir el ataque de un despiadado y vigoroso tiburón! .
El verano es sin duda alguna la temporada ideal para estrenar producciones ágiles de fácil consumo y Jaume Collet Serra, lo sabe, y por ello nos adentra de la mano de la joven y sensual Blake Lively (El secreto de Adaline) a las transparentes y afrodisíacas aguas de México, en busca de tomar el aire necesario y gozar de la tranquilidad de la naturaleza salvaje que le rodea mientras practica surf. El realizador nos muestra bellos y coloridos planos surferos que nos hará desear zambullirnos de lleno en el mar y con ello provocar que nos olvidemos, por momentos, de la amenaza que se le acecha a nuestra sufrida protagonista.
El director catalán, responsable de “La huérfana” y de tres de los últimos films de Liam Neeson, logra con un argumento mínimo hacer saltar de la butaca al espectador de manera eficaz con el nervio, la tensión y el miedo de sentir constantemente la presencia del peligroso escualo remoloneando cerca de nuestra aterrada y dulce heroína. Un intenso (inverosímil) y dinámico thriller, con cierto aroma a serie B, que nos refrescará este verano a través del pavor generado por el agresivo e inquietante asesino marino.
Una película sencilla, sin grandes alardes tecnológicos, sin grandes pretensiones, sin grandes expectativas (con un final que chirría por todos lados), más que la de crear terror, nerviosismo, miedo y regalar noventa minutos de puro entretenimiento al sufrido espectador a lo largo de todo el metraje. El espectador quedará atrapado tanto por su elegante y calurosa fotografía, bien veraniega, como por la tensión generada debido a no saber por dónde nos atacará el feroz tiburón.
¡Tienes poco tiempo antes de verte cara a cara ante el gran tiburón!, ¡Tú decides lo que haces… o te mueves o te quedas en la roca! Tienes poco tiempo para decidirlo si quieres seguir con vida… si sobrevives nos vemos en nuestra próxima entrada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *