La falda: poderosa y protagonista

La falda es una de mis prendas preferidas. Ordenando el armario y guardando definitivamente las faldas de lana, franela o gabardina más “gorda” y reorganizando la ropa de entretiempo, han aparecido un par de faldas setenteras y otras que recuerdan a algunas de las de la fotos que he elegido para este artículo,  no se exactamente por qué, pero me he puesto contentísima al colgarlas en primera fila y muy a la vista en mi vestidor,  primaro las de ante,  luego las de piel y después todas las demás.  He empezado a imaginar looks diversos con colores claros (imprescindibles cuando te vistes  en primavera ), y se me han pasado por la cabeza mezclas un poco mas audaces que seguro haré reales durante este mes y medio que nos queda de primavera.
Y esta es la idea , dar protagonismo a la falda , prenda que encuentro extremadamente femenina y muy versatil , con ella puedes transmitir muchos estados de ánimo y mensajes. Las mujeres que llevan falda, dándole protagonismo y fuerza a esta prenda, me parecen siempre mujeres con carácter, mujeres especiales. Estoy segura de que, de este día de descubrimientos en el armario, saldrán muchos conjuntos que probablemente os enseñe a través de instagram.

Pero vamos a hacer un pequeño (o no tan pequeño) recorrido, por las propuestas y tendencias de esta temporada en cuanto a faldas se refiere.

La falda elegante, larga y/o con volantes es una falda que cuenta historias… ¿ La quieres exótica, estilo gitana, ceñida y con forma de “trompeta”? ¡Los volantes vuelven y triunfan esta primavera y este verano!
Equilibrios asimétricos en varios modelos, cortes asimétricos, faldas con cola, o faldas drapeadas, pero siempre con un equilíbrio estético.
La falda “longuette” (tubo). Un clásico que se puede llevar con su chaqueta a juego, como un traje chaqueta de estilo más retro, o con blusas o camisetas básicas. ¡Pensad en los años ´40, y como la moda de aquella época realzaba las formas más femeninas!
Las faldas “midí”, pueden ser acampanadas, a mi me gusta mucho el término italiano “a ruota” (de rueda), que nos da perfectamente la idea. Es una falda a veces romántica, que algunos diseñadores convierte en exótica, al utilizar tejidos con motivos africanos.  En esta categoría tenemos también la falda plissé, esta temporada las veremos con mucho color.
¡Vuelve la mini! Y tiene mil estilos que escoger, drapeadas, con plumas, paillettes, estilo “disco” brillantes, acharoladas y opacas… ¿Cuál es la tuya?

Para acabar, recordaros que está de máximo auge llevar pantalones debajo de faldas ligeras, en seda, voile, como si fueran ingravidas velas que se sobreponen,  a veces, el mismo tejido etéreo, hace que queden muy abiertas.

En cuanto a los tejidos y materiales, vuelve el punto, el ganchillo. Las faldas denim, largas o cortas, no importa, me encantan porque nos devuelven a los ´70. El lurex, para faldas que protagonizarán las noches más locas y divertidas de estos meses. La piel, que por fin encontraremos en modelos mucho más desestructurados, más casual. Tules y transparencias, en tutús de bailarina o faldas que nos recuerdan a las combinaciones o forros que se llevaban antes, se pueden llevar con piezas de punto, chaquetas bombers, tops y culottes.

Fotos via Vogue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *