¿Monovolumen o SUV?

¿Monovolúmenes o SUV? Supongo que más de uno os hacéis esa pregunta: ¿Qué me compro de entre los dos conceptos?¿ Son modas pasajeras, o simplemente estamos ante una tendencia al alza?
Muchos de vosotros, seguro que os estáis planteando la compra de un vehículo, y seguro que entre los diferentes conceptos de mercado, no descartáis las dos tendencias más importantes del mercado: los monovolúmenes o los SUVs. (Acrónimo de Sport Utility Vehicles)
Para un mejor conocimiento de los mismos quiero plantear qué es cada uno, y la evolución de cada uno a lo largo de los últimos 30 años, y lo que ha supuesto en la estrategia comercial de cada marca.
El lanzamiento de los primeros monvolúmenes globales se personalizan en el Chrsyler Voyager (lanzado en USA en 1983 como Dodge Caravan o Plymouth Voyager), y el Renault Espace, en 1984, supone un hito en la historia del automóvil, ya que nunca se había lanzado un concepto así para producirse en gran serie, y menos para ser introducido para el conductor privado, cuando este tipo de vehículos era más apropiado como vehículo industrial, de los que posteriormente se podía preveer una versión familiar.
Se trata de un vehículo de gran tamaño y capacidad para alojar familias, y que en sus orígenes, medía 4.489, – mm en el caso del Espace Original, y 4.857 en la versión actual. Su puesto de conducción adelantado de conducción adelantado, aprovechando la falta de volumen delantero, y una gran distancia entre ejes, que contribuía a esa gran capacidad para la familia y maletero.
A pesar de lanzarse en Europa en 1984, el éxito no le llegó al Espace hasta 1.989 , cuando se convirtió en un auténtico Best Seller, mientras que su competencia mundial, el Chrysler Voyager no se lanzó en Europa hasta 1.988, año en que las ventas del Espace podía dar a pensar que realmente podría ser un éxito, aunque el resto de fabricantes no se plantearon años después la introducción de monovolúmenes en Europa y por parte de fabricantes europeos.
De hecho la Espace fue un concepto diseñado por Matra – Grupo Lagardère – . El grupo PSA compró Simca / Chrysler (reducida en los últimos años a filial inglesa de Simca, ya que se convirtió en accionista de referencia) posteriormente conocida como Talbot en la Europa continental, y deshechó el concepto Espace por encontrarlo extremadamente arriesgado y caro. De hecho, hasta pasados más de 10 años no introdujo sus Peugeot 806 y Citroën Evasión, en cooperación con el grupo Fiat, cuya versión, el Ulysse, se lanzó en la misma época.
Matra fue una empresa vehículos que diseñaba y fabricaba vehículos para Simca / Chrysler – como los Matra Murena y Bagheera. Hoy en día es un grupo fabricante de tecnología aeroespacial francesa, con su división militar, y que fabricó los Espace de varias generaciones en su planta de Romorantin-Lanthenay, mientras que la actual versión de Espace ya se fabrica en la planta de Sandouville, en Le Havre, Alta Normandía – factoría de Renault que yo he visitado en diferentes ocasiones -.
Matra, como tal, desaparece en el momento en que se evidencia el escaso – o nulo éxito – del monovolumen – coupé Renault Avantime, y se deja de fabricar el mismo en la planta de Romorantin-Lanthenay, a la par que se cierra esta planta en 2003.

Sin embargo, Pininfarina SpA se interesa por la división, Matra Automobile, dedicada a la ingeniería del automóvil y la adquiere, dándole el nombre Matra Automobile Engineering.
En mi modesta opinión, Matra merece un justo homenaje, ya que crea el concepto e introduce el concepto de movolúmen y merece ser recordado por su amplia contribución a la industria del automóvil en Europa, por lo que lo considero un injusto olvidado.
Los SUVs, nuestro segundo protagonista, es un concepto generalista de coche con aspecto de todo terreno, pero con una amplia alma de coche urbano, acogiendo el espíritu aventurero del todo terreno puro, y adaptándolas a las necesidades urbanas.
El origen de estos vehículos nace a partir de la adquisición de un todo terreno puro por su gran nivel de seguridad, e introduciéndolos como una opción válida en la ciudad, a partir de relajar las aptitudes camperas del vehículo, y reduciendo las dimensiones del mismo, con el fin de adaptarse al entorno urbano, ya que un SUV no es un todo terreno como los originales Toyota Land Cruiser o Range Rover, por citar los ejemplos más conocidos de todo terreno puro.
Esa reducción de tamaño contribuye a una reducción de consumo nada desdeñable, y unido a un enorme atractivo, les hace enormemente competitivos frente a los monovolúmenes, compartiendo muchas de sus facultades como su capacidad de carga.
Un sucedáneo de los SUVs son los Crossovers, coches normales a los que se añade aspecto de todoterreno, e incluso alguna facultad común de todo terreno, pero sin llegar a la practicidad de éstos.
El atractivo de los SUVs y Crossovers, provoca en los últimos años un estancamiento de las ventas de monovolúmenes y berlinas clásicas, y una fuerte reorganización de gamas debido a la fuerte penetración de la gran oferta de SUVs y Crossovers, ya que no solo compiten llenan las gamas por arriba, sino que incluso llenan diferentes segmentos, complementando estos con un variante SUV o Crossovers, hasta el punto, y en según que marcas, haciendo desaparecer configuraciones de carrocería clásicas como los turismos medios e incluso compactos.
Esa reorganización afecta a marcas como Honda o Nissan: en el caso de los primeros, Honda ha eliminado en Europa su modelo Accord por su baja demanda, a favor de la tendencia de vehículos SUVs y Crossovers, como sus respectivos CR-V y HR-V, convirtiéndose el primero en su tope de gama en Europa, mientras que el segundo, penetra en su gama como Crossover compacto. El flamante Honda Civic Sedán se convierte así en el máximo exponente de berlina clásica de Honda en Europa.
Nissan es un caso muy particular, ya que desde hace unos años promueve la fabricación y venta de vehículos SUV y Crossover, debido al rotundo éxito de su modelo Qashqai y la introducción de modelos en la misma línea, como el Juke, provocando que modelos como el compacto Pulsar no cumplieran sus perspectivas de ventas, debido a una canibalización de este modelos por parte de sus hermanos SUV y Crossover. También tiene que ver la tendencia que sufre la planta de Zona Franca en Barcelona, al acoger modelos Pick Up como el ya presente Nissan Navara y la futura producción de modelos gemelos como el Renault Alaskan y el Mercedes Serie X (fruto del acuerdo estratégico existente entre el grupo Renault-Nissan y Daimler).
Volviendo a la percepción de los conceptos monovolumen y SUV por parte del mercado, tiene mucho que ver que el atractivo de los últimos ha relegado los primeros, convirtiéndose éstos en un modelo anodino y aburrido, ya que la competencia del SUV es evidente, dado los atractivos exhibidos por parte de éstos, en parte por su nivel de seguridad, y economía, además de una estética que evoca el espíritu aventurero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *