Hacer un restyling en casa

Hay momentos en los que entramos en bucle a la hora de hacer un restyling en nuestra casa. Para salir de él, os ofrezco una hoja de ruta que no solo servirá para los que ya vivís como para los que estrenáis hogar.

Lo más importante después de tener claro que las instalaciones cumplen la normativa y están al día (fontanería, electricidad calefacción, AACC etc.), ya que os evitara muchos problemas posteriores, es captar que es lo que realmente chirría de la decoración. Podríamos entrar en baños y cocina, pero eso es fácil.

La mayoría de veces los pavimentos no son los adecuados, y sin embargo es una de las sensaciones más importantes del hogar; con él conseguimos los efectos adecuados a nuestra manera de sentir.
Hoy tenemos muchas soluciones para no gastar y no meter en casa albañilería, y no solo hablo de los ya sabidos parquets o tarimas de distintas calidades y a gusto de cualquier bolsillo sino de otros pavimentos tanto o mas atractivos a base de vinilos con de los efectos exóticos o chic de lujo o efecto “Planche de Hormigón”.

Otro punto que tocaría es el que muchos clientes mios me piden:
-Quiero reformar la casa pero no tengo dinero y necesito me des el toque distintivo-. Es ese punto de magia que hará la casa distinta a la de los demás… es el momento en que entra en juego la creatividad.

Ahora estoy reformando una casa que, aprovechando que querían tirar un tabique para unificar dos estancias, las puertas correderas se han convertido en esa diferencia con lo tradicional sin invertir más de lo deseado. Así mismo, se aprovecha esta solución para el cierre del pasillo creando una estructura arquitectónica que puede recibir muebles propios, de la abuela o de Ikea.

Otro tema importante es la pintura, acertar el color es entretenido pero no todos los clores son adecuados a la incidencia de luz según la zona o lo que reciba el piso o casa, según altura, orientación etc. En mi experiencia he constatado que cada blanco te da una atmósfera y que los colores piedra no te los acabas. Una buena pintura arregla una mala distribución o unos acabados deficientes. Pero una mala pintura … destroza lo bueno que tienes.

Y por último, en esta primera orientación, sería la luz. Evitar las iluminaciones planas o en general, como solemos decir, crear magia con los efectos, rincones e iluminar bien aquello necesario: lectura, mesa de comedor, cocina. La luz bien puesta relaja y ayuda a las emociones.

 

Así era antes…
recycling 5

Antes

 

… y así después

recycling 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *