Tacones: manual de supervivencia

Los tacones y taconazos, me encanta esta palabra, nos estilizan y hacen mucho más femeninas, pero a veces son un un aténtico martirio, es tan importante saber llevarlos, como el sentido común, por ello, aquí tienes algunos trucos para saber llevarlos y evitar o al menos, disminuir notablemente, el cansancio y dolor que puedan provocarnos.

El tacón alto, a la larga duele, es una hecho, ligado a la anatomía y es que cuando llevamos zapatos con tacones de más 3 cm., cambiamos la postura del cuerpo de forma nada natural, el peso del talón lse descarga en el antepié y cuanto más alto es el tacón peor porque más se desplaza el peso hacia la punta de los pies, provocando dolores de espalda.

Lo aconsejable sería no llevar tacones durante más de 4/5 horas seguidas y sobre todo, tener en cuenta estos tips de supervivencia:

  1. Escoge el zapato adecuado: si cuando te lo estás probando ya notas que no te acaba de encajar o te duele en algún punto, no te empeñes, por mucho que te guste, acabarás sin podertélo poner y probablemente lo tengas que llevar al zapatero para que te ensanche la orma. Recuerda que es mejor probarse los zapatos a partir de la tarde, ya que el pié está más cargado e hinchado que por la mañana.
  2. Por muy cómodos que sean tus zapatos, después de caminar durante un rato o estar de pié mucho tiempo, es posible que te duelan, por eso hay que tener en casa, en el trabajo y en el bolso siempre un kit de supervivencia de acuerdo a lo que puedas necesitar: tiritas, almohadillas, apósitos autoadherentes para roces, para callos, bandas elásticas, dediles de gel,o de silicona, anillos protectores para los dedos, plantillas, miniplantillas extrafinas antideslizantes, etc. Hoy existen una infinidad de productos que ayudan a aliviar dolres y molestias ya hacen que nuestros pies encajen mejor en los zapatos. Yo acudo siempre a la Clínica del Calçat, el paraiso para todas mis necesidades relacionadas con el calzado.
  3. Si llevas tacón aprende a caminar. No hay nada más feo y menos elegante que una mujer que no sabe andar con tacones. No arrastres los pies, no dobles las rodillas, y sobre todo, no corras.
    El movimiento es tacón-punta con la espalda erguida y el peso algo desplazado hacia atrás, y te sugiero, un ligero contoneo de cadera, es estético, diría que absolutamente imprescindible. Imagina que caminas sobre una línea, eso te ayudará a poner un pie delante del otro, evitando el zig-zag y haciendo que el paso sea mucho más elegante. Si necesitas saber más, pregúntanos lo que quieras y recuerda que existen clases de educación postural que te pueden ayudar mucho.
  4. Premia tus pies: soportan tu peso todo el día y están “enjaulados” la mayoría de los meses del año. Con una simple rutina de 15 minutos de pediluvio al que le añadiremos sal gorda y bicarbonato y una rápida hidratación en foram de masaje, nuestros piececitos se sentirán muy agradecidos y nosotros como ellos, como nuevos. Y no olvides ser fiel a una buena pedicura.

 

Zapatos de Sergio Rossi

En la foto llevo unos zapatos de piel imitando el cocodrilo de Sergio Rossi ytodas las otras fotos de la galería son de su colección para este otoño/invierno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *