Un Whisky de Malta japonés

En Bodega Bonavista tienen lo mejor de lo mejor y lo más especial. Hoy os proponemos  Nikka from the barrel, un whisky de malta japonés, su elaboración sigue la forma de destilar que se ha utilizado desde siempre para hacer bourbon, aunque este whisky sea de malta.

La elaboración del whisky japonés empezó a finales del siglo XIX,  en el año 1870 y de manera artesanal, no es hasta el año 1924 en que se funda la primera destilería japonesa de whisky.

Algo de história:
Masataka Taketsuru, un joven y emprendedor japonés, se embarcó en 1918 a un largo viaje a Escocia. Allí aprendería los secretos de la fabricación del whisky y allí conocería a la que sería su futura mujer.
Taketsuru nació en la ciudad costera de Takehara (ahora Ciudad Takehara, a unos 60 km. de Hirosima).
Su familia tenía una destilería de Sake desde 1733 y aún hoy sigue elaborando esta bebida. La elaboración de Sake es un arte muy fino, por ello, nuestro protagonista, se preparó y graduó como Químico en la Universidad, con la idéa de seguir el negocio familiar. Pero, el Whisky Escocés, capturó y sedujo a este joven, llevandole a dedicar su vida a esta bebida.
En 1920 volvió a Japón, donde dió comienzo el sueño de elaborar un whisky genuino, que finalmente terminó con la producción el primer Whisky Japonés. Nikka Whisky, se inauguró en 1934 y construyó su primera destilería en Yoichi, Hokkaido, a pesar de su difícil localización porque consideró que era el mejor lugar para elaborar Whisky Japonés, gracias a sus similares caracteristicas con las de  muchas ciudades escocesas que había estudiado previamente.

Durante décadas, desde que la empresa se constituyó, la compañía ha desarrollado y depurado el whisky en Japón, mantiendo su pasión y dando prioridad absoluta a la calidad.
Hablamos de un whisky de crianza de Malta y grano que son mezclados y re-embarricados. Este proceso, se conoce como matrimonio y con el se consigue crear una rica armonía de whiskies diferentes. From the Barrel se embotella directamente desde barricas de re-embarricado de whisky y mantiene prácticamente el mismo porcentaje de alcohol. La personalidad de este whisky que tiene un 51% de contenido alcoholico, la caracteriza su solidez, la profunidad de sabor y la riqueza en expansión en su aroma.

Puedes probar este, del que te hablamos, el Nikka Coffey Malta o el Pure Malta Black.
Exquisitos y embotellados siguiendo la esplendida estética japonesa, en la que el lujo se acerca armoniosamente a la naturaleza. ¿Lo probamos y lo regalamos estas navidades?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *