VW Golf: ¿Un clásico?

vw golf-rockinchiclifestyle

Recuerdo el VW Golf... recuerdo que íbamos por carreteras francesas, en dirección a París en nuestro 1430: Finales de los años 70, toda una época. De repente, mi padre exclamó ‘¿Qué es ese 127 gordote que se acerca a toda velocidad?’ Y yo, emocionado, exclamé, ‘Un VW Golf GTI!’…. Desde entonces, fue objeto de mi deseo…
Nunca he tenido uno, pero si he conducido todos los modelos de todas las generaciones: es un coche que ha ido creciendo con los años, tanto en tamaño, como en calidad.
Es uno de los coches más vendidos y más venerados del mundo, y aquellos que tenemos más de 40 años, hemos visto una continua evolución. Primero, ofreciendo una novedad absoluta como concepto. Después adaptándose a los tiempos, para después deslumbrar por sus soluciones técnicas, tanto mecánicas y electrónicas, en materia aplicada a la ayuda del conductor.

vw golf GTD autofacil es

Su gama, a lo largo de 40 años, pivota en dos conceptos: las siglas GTI y TDI.

Las primeras, y más conocidas han dado lugar a una filosofía, creando legión en miles de aficionados en todo el mundo, especialmente europeos… El motivo no es otro que crear un deportivo de clase media, que fuera capaz de destacar, tanto por estilo como por prestaciones… Y no olvidemos, según que detalles, como el pomo del cambio a semejanza de una bola de golf.
La filosofía GTI ha sido largamente motivo de competencia entre diferentes fabricantes, y han pasado muchos años hasta que estos fabricantes han presentado dignos contrincantes. Sin embargo, como he dicho antes, el Golf GTI, simplemente se adaptaba a los tiempos, durante aquellos años en que su reinado era de una fuerza incontenible, y cuando VW ha visto que esa competencia era real, ha pasado a contraatacar ofreciendo un producto, que si bien sus contrincantes se han puesto a la altura, el producto VW Golf GTI se muestra cuantitativamente y tecnológicamente imbatible.
Se podría decir que las siglas TDI son una evolución de las GTI: Son fruto de la necesidad de ofrecer prestaciones a bajo consumo, ya que la gasolina se ha ido encareciendo y los motores Diesel han evolucionado, hasta ofrecer la potencia propia de un GTI, con un consumo propio de esos motores: Mucho tiene que ver la tecnología de inyección directa, y posteriormente la adopción del common rail en sus distintas generaciones, logrando escaladas de potencia superiores a las de los GTI originales.
A pesar de la crisis por el escándalo de las emisiones de sus motores Diesel, VW ya había reaccionado, no de manera consciente, ofreciendo en forma de sus motores TSI una alternativa a los actuales motores Diesel, debido a las futuras políticas de según qué países europeos en contra del motor Diesel. En gran parte, es el escándalo por las emisiones de los motores TDI lo que ha provocado empeorar las posiciones de estos países.
Merced a estos motores TSI, VW fue el primero en imponer el downsizing: es decir, ofrecer motores de baja cilindrada, pero ofreciendo potencias propias de motores de superior calado. Un ejemplo muy claro, es el VW Golf GT que en sus entrañas equipa un motor TSI de 1,4 litros y 170 caballos, potencia propia de un dos litros, e incluso superior: no podemos, sino, admitir que vamos hacia una era en donde la eficiencia prima sobre los valorados grandes motores, por encima de los cuatro cilindros..
Con la tecnología del turbocompresor se consigue liberar más potencia de cada ciclo motor. A la par se emplea menos energía, y se consigue un consumo de combustible mucho más contenido. Ese turbocompresor ayuda a ese motor a conseguir más prestaciones, de las que serían lógicas para esa cilindrada, pero es el compresor volumétrico el que ayuda a introducir más aire a bajas vueltas, cuando el turbo no desarrolla suficiente potencia. Una vez, el turbocompresor alcanza un nivel óptimo de potencia, el compresor volumétrico se apaga, consiguiendo un rendimiento óptimo y completamente plano en cualquier punto del régimen del motor hasta las 7000 rpm (hablamos siempre de la versión 1.4 TSI)…Y consiguiendo un bajo consumo, en torno a un 20 por ciento inferior a la de un motor atmosférico, además de una recuperación del motor sin casi recurrir al cambio de velocidades.
Volviendo a los GTI, y que sirva como ejemplo, el motor original de 1.6 litros de cilindrada desarrollaba en sus orígenes, 110 caballos, cuando hoy en día esa potencia la desarrolla un motor TSI  de un litro de cilindrada.

vw golf-rockinchiclifestyle1
Si alguien me hubiera dicho hace tan solo 10 años que cualquier gama que se precie, equiparía motores híbridos u otras en forma de combustible alternativo, ciertamente, no lo hubiese creído. Lo cierto es que es así y este tipo de motores ya están aquí para quedarse.
Los combustibles fósiles aún siguen aquí, pero han llegado los híbridos, y aquellos cuyo combustible es el gas… Ni más ni menos: la gasolina seguirá dando guerra, pero poco a poco estas nuevas tecnologías irán entrando en nuestras vidas de forma poco misericordiosa, hasta que en unos años, la tecnología y los intereses permitan denostar definitivamente los combustibles fósiles.
Como hemos dicho antes, una de las bases sobre la que báscula la gama Golf son las variantes GTI, y Volkswagen ha querido evolucionar hacia las variantes alternativas con los mismos valores: VW Golf GTE. Este es el nombre del nuevo híbrido “enchufable” de la gama Golf.
Pulsamos una tecla situada al lado del cambio automático, oímos un pitido y la palabra READY en forma de luz aparece en el cuadro multi función; y se hace el silencio… Esa es la diferencia que encontraremos al encender el Golf GTE, con respecto al GTI. Ese silencia se explica porque el coche, por defecto, arranca en modo eléctrico, siempre y cuando tenga las baterías suficientemente cargadas.
Cuando el silencio se acaba, el complemento del motor eléctrico de 75 kW – unos 102 cv –  es el motor de explosión TSI 1.4 y150 cv eléctrico de 54 cv. Dinamismo no le falta a un modelo, cuyo objetivo es el ahorro y la ausencia de emisiones. El resto de elementos nos serán completamente familiares, como el cambio DSG o la tradicional calidad que nos brinda el Golf. Solo la pantalla táctil de 6,5 pulgadas indicando los datos de funcionamiento de la baterías, las luces azules, en lugar del rojo GTI, nos recuerdan que estamos conduciendo un híbrido. Otro elemento delata que estamos en un Golf GTE: el maletero de éste, comparado con un Golf convencional, pierde el doble fondo del mismo para alojar la batería.
El interior? Solo el interior ya ha evolucionado, en forma de mejora del espacio interior, gracias al progresivo crecimiento de la carrocería; desde el Golf original, hasta el actual Golf VII. Pero es la tecnología en forma de asistentes que ayudan al conductor lo que realmente nos sitúa en el siglo XXI:
El Sistema ACC con Front Assist mantiene la distancia de seguridad con los otros vehículos, reaccionando con tal de prevenir colisiones con otros coches.
También el sistema Park Assist nos viene para simplificar nuestra vida. Aparcar es una tarea engorrosa. Este sistema nos guía para que lo hagamos de la mejor manera posible.
El dichoso ángulo muerto nos ha creado más de una duda a la hora de iniciar una maniobra, o bien, saliendo de un parking haciendo marcha atrás. Precisamente, el sistema de Detección de Ángulo Muerto nos advierte cuando un coche invade el ángulo muerto, y facilitándonos el salir de ese parking haciendo marchas atrás. Como he dicho antes, he conocido y conducido todas las versiones desde 1974: si existe una opinión unánime es que el VW Golf se ha aburguesado, se ha hecho grande y con todas las comodidades habidas y por haber.

volkswagen-golf-gti-clubsport-s-1-730x492 motor33 com

fuente: www.motor33.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *