90 años del nacimiento de Mickey Mouse

Se cumplen 90 años del nacimiento del ratón Mickey Mouse, 90 primaveras desde su primera feliz aparición en la gran pantalla: Silbando animosamente a bordo de un barco de vapor en el célebre cortometraje en blanco y negro “Streamboat Willie”, un 18 de noviembre de 1928.
Ese silbido, esa melodía fue el pistoletazo de salida para el gran público de un personaje que acabaría convirtiéndose en el máximo icono y exponente (no tan solo de una de las compañías más importantes del planeta, la  mundialmente conocida “The Walt Disney Company”, sino también del mundo del arte, la pintura y la moda). Es habitual encontrar en grandes almacenes o marcas prestigiosas de ropa localizar algún detalle con la simbología del personaje más querido por los niños estampado en pantalones tejanos, camisetas, pijamas, sudaderas, bolsos, joyas, estuches, videojuegos….Todo un imperio alrededor de él.

Walt Disney junto la eficientemente ayuda de Ub Iwerks y Les Clark se puso manos a la obra a crear una estrella que lograse robar el corazón del espectador y de paso de volver a encontrar un lugar en la industria de la animación tras perder los derechos con la Universal de su anterior personaje, el conejo Oswald.  ¡Y vaya si lo logró. Nadie podrá negar que no lo consiguiera!
El maestro de la animación, Walt Disney, revolucionó el arte, el dibujo animado a un nivel hasta entonces inimaginable. El productor desarrolló el nuevo personaje teniendo muy en mente los trazos característicos de Oswald (personaje que en su momento competía con el popular Félix el gato, para alzarse con el trono del rey de los dibujos animados), algo que queda muy evidente al ver las primeras viñetas de las aventuras de Mickey Mouse y el gran parecido físico con el conejo Oswald (al que muchos consideran hoy en día como el padre o el primo hermano de nuestro querido Mickey).

Walt Disney se sentía tan atrapado y agradecido al pequeño ratoncillo que no dudó en poner su voz a la hora de doblar los cortometrajes. Una función que hizo hasta mediados de los años cuarenta cuando la adicción al tabaco le apartó de tan fascinante tarea. Y agradecido porque Walt siempre fue consciente que sin la figura omnipresente de Mickey Mouse no se entendería nada del estratosférico imperio Disney. Sin ir más lejos, Walt Disney consiguió su primer Oscar de la Academia de Hollywood gracias al bondadoso ratón en 1932.
La magia, el encanto, la ternura del pequeño Mickey Mouse cautivaron enseguida a toda una generación de niños y adultos que con el paso del tiempo se convertiría en uno de los pocos dibujos animados que ostenta el honor de contar con una estrella en el concurrido Paseo de la Fama de Hollywood.
El universo Mickey Mouse está repleta de curiosidades. En primer lugar, Mortimer, fue el primer nombre que barajó Walt Disney para el dulce ratoncillo de pantalones rojos y zapatos amarillos pero gracias a la intervención y empeño de su mujer acabó descartando el nombre por uno mucho más cercano a la sociedad americana y algo más armonioso al decirlo del tirón: Mickey Mouse.
Pero ojo que no en todos los países nuestro pequeño gran héroe recibe el nombre universal de Mickey Mouse, muchos optaron por adaptar el nombre a uno más cercano y próximo para cada lugar. Nuestro simpático amigo paso de esta manera a llamarse Michael Mus, en Grecia; Miki Kuchi, en Japón; Michele Topolino, en Italia; Michel Souris, en Francia o Miguel Rato, en Portugal. ¿Y en España? Pues en sus inicios recibió el apelativo de Miguelín. ¡Ahí es nada!
A Mickey Mouse le hemos visto disfrutar de la Navidad junto a sus amigos, disfrazado de detective, escapando de gigantes, de mosquetero, incluso en una versión del “Cuento de Navidad” de Charles Dickens… También se le ha equipado de futbolista, de astronauta, ataviado con todos los trajes y situaciones posibles e incluso durante la época de la guerra mundial se alistó al Ejército norteamericano. Su imagen cándida, inquieta y simpática fue la escogida para proyectar el mensaje propagandístico adecuado para cada situación, llegando incluso a tener  los pilotos de avión como clave de alguna misión secreta el nombre de Mickey Mouse.

Centenares viñetas, películas, cortometrajes, programas televisivos han tenido como protagonista a Mickey Mouse y a toda su tropa de amigos (Minnie, Pluto, Goofy, Donald, Chip, Chop…) pero si hay alguna que destaca por encima de todas es “Fantasía” (1940) el largometraje más icónico y reconocible de su extensa trayectoria. Mickey dió vida a un patoso aprendiz de brujo que ponía  todo patas arribas, una historia que acabó de encumbrar al dibujo y a enamorar a propios y extraños. “Fantasía” vió a la luz en 1940 para aplacar en cierta medida el éxito inesperado del Pato Donald en 1935 con el cortometraje “The band Concert” donde con cierta habilidad con la flauta conseguía arrebatarle algo de protagonismo a Don Mickey. Lo que llevo a producir de inmediato (con muchas reticencias en la compañía) el popular largometraje musical para que su luz y hechizo siguiera en lo más alto de la compañía.
Además, si prestamos atención su rostro hace pequeños cameos en grandes producciones de la entidad:” Toy Story”, “Frozen”, “La sirenita” o “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”.
Con el paso del tiempo sus rasgos y sus trazos se han ido puliendo, modernizando, rejuveneciendo pero siempre respetando sus rasgos más característicos y reconocibles para todos nosotros; como son la presencia de los guantes blancos, sus zapatos amarillos, los ojos grandes y expresivos, las grandiosas orejas negras y su perdurable sonrisa.

Desde Rockin´ Chic Lifestyle nos sumamos a todo el afecto y cariño que está recibiendo desde todos los rincones del mundo. El equipo Rockin´ te felicita Mickey Mouse, por todos estos años de inolvidables fantasías y aventuras y enseñarnos a ver el lado más bondadoso de la vida. ¡¡Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *