Palabra de Bruce

bruce-springsteen-camp-nou (1)-rockinchiclifestyle

“Tengo la sensación de que, la noche en que miras a tu público y no te ves a ti mismo, y la noche en que el público te mira y no se ve reflejado en ti, es que todo ha terminado” palabra de Bruce Springsteen .
Y así es Llegó, vio y venció. Bruce Springsteen, emblema e icono del rock americano aterrizó en el majestuoso estadio del Camp Nou en Barcelona y tal como se esperaba no defraudó a sus miles de seguidores, durante la intensa noche del pasado sábado 14 de Mayo en las que encendió el ambiente de la ciudad condal ya de por si radiante tras el triunfo liguero del Barcelona esa misma tarde, con su garra, ímpetu, fuerza y música. En esta nueva parada en el templo del F.C.Barcelona demostró una vez más la razón de su poder de convocatoria, la empatía que le vincula con el público catalán y la merecida fama de entrega que se ha ido fraguando año tras año en cada uno de los escenarios de los estadios donde actúa. Corre, salta, canta, se menea, hace partícipe al respetable en el engranaje de su show y todo ello en el transcurso de algo más de tres intensas horas, prodigando por todo el escenario sus dotes atléticas, como si de un chiquillo de 30 años se tratara a la espera de salir al terreno de juego a marcar el gol de su vida y todo ello con sus 66 primaveras a cuestas. Toda filigrana cuenta con tal de contentar y dejar una huella imborrable en el público; el mismo que le encumbró a la cima y que el intenta recompensar ofreciendo lo mejor del BOSS en su gira homenaje al “The River Tour” de 1980.

bruce-springsteen-camp-nou -rockinchiclifestyle 1A las pocas horas de salir las entradas por allá a inicios del mes de Marzo se colgó el cartel de “sold out”, dejando una vez más constancia de que había más de 65.000 fieles que estaban ansiosos de disfrutar nuevamente de su poderoso rock en directo tras cuatro años de ausencia en suelo catalán y ahí fue Rockin´Chic para dar fe de ello.
Pocos minutos antes de las 21:30 con un estadio a reventar, tras pasar los pertinentes y exhaustivos controles de seguridad, las gradas se mostraban repletas de colorido, la del fondo, completamente engalanada con un gran mosaico donde se lograba leer el nombre de “Bruce” como sentida bienvenida a la ciudad que tanto admira.
La excusa de la nueva gira no es otra que la de conmemorar su disco icónico de 1980, The River, sino el mejor si uno de los mejores de su extensa discografía y el que le acabó de abrir las puertas al estrellato. Un enérgico “Bona nit Barcelona, Bona nit Catalunya” dio paso al júbilo descontrolado del seguidor más tenaz al ritmo de los acordes de las rabiosas “Badlands” y “No surrender”, dos de los muchos himnos dentro del cancionero del Boss que se escucharían a lo largo de la noche. Custodiado en todo momento por el temple y carácter de la E Street Band. Ya estaban puestas las cartas sobre la mesa de cuáles serían los ingredientes de la noche: Un público entregado, un sonido apabullante (que fue de menos a más), el repertorio del disco The River, cantadas desde la madurez del paso de los años y una gran apisonadora de éxitos. Nada podía salir mal para lo que se auguraba una noche infalible, ni siquiera la amenaza de lluvia que parecía querer estropear la velada dio muestras de querer entrometerse.
Y tras finalizar “My Love Will Not Let You Down”, se abrió el telón para glorificar y recrearse en los temas del The River que para eso se había organizado dicha gira. Por el césped donde corretean los mayores astros del balón empezaron a sonar una a una toda una alineación de estrellas del cancionero del rock listas para jugar la gran final de la temporada. Desde De “The Ties That Bind”, a “Sherry Darling”, pasando por “Jackson Cage”, una siempre pegadiza y efectiva “I’m Going Down” que de por sí incita de primeras a tararear y saltar, para acto seguido dar paso al fabuloso “Hungry Heart” que tanto hemos bailado a la luz de la luna con nuestras parejas.

Foto: CG

                                                                                                                                    Foto: CG

Pero sin duda el momento cumbre de la velada fue al sonar los primeros compases de su entrañable harmónica dando paso al clásico “The River”, balada de baladas donde el Camp Nou se vino abajo, familias enteras, mayores, niños daba igual la edad que se tuviera todos se dejaban la garganta mientras alzaban con sus manos al viento los teléfonos iluminados, dejando un paisaje luminoso y eléctrico arrollador y estremecedor.

bruce-springsteen-camp-nou -rockinchiclifestyle 3

                                                                                                             Foto: Toni Tarragona

“Point Blank” ,”Out in the Street”,”Atlantic City” o “Darlington County”, entre otras fueron rellenando el repertorio y todo esto en tan sólo 90 minutos, y no había hecho más que empezar. Donde muchos otros artistas empiezan ya a recoger los aplausos y los instrumentos para irse al hotel, él empezaba a dar lo mejor y es que The Boss, es el jefe por un motivo, su profesionalidad, su pasión y compromiso le lleva a ser un incansable e insaciable devoto de su trabajo, convirtiendo cada concierto en toda una fiesta. “Glory Days”, “Ramrod”, “I wanna Marry you”, “Drive All Night” ( por primera vez cantada en Catalunya, tras 15 actuaciones), “Lonesome Day”, “Brilliant Disguise”,”The Rising”, un emotivo “Purple Rain” recordando al tristemente malogrado Prince, el himno generacional de los ochenta “Born In The USA”, dos pesos pesados como “Born To Run” y “Dancin In The Dark” para llegar al pitido final con la pegadiza “Twist and shout”.

bruce-springsteen-camp-nou -rockinchiclifestyle

Bruce es de esos cantantes que le gusta ir continuamente variando el repertorio, por dos motivos bien evidentes; primero para no aburrirse ni acomodarse entre un listado de canciones prefijadas a lo largo de la gira, y segundo y el más importante para que los verdaderos seguidores que se dejan la “pasta” en sus conciertos puedan al menos disfrutar de un repertorio diferente. Pero en esta ocasión, prefirió alterar su setlist y no arriesgar al considerar que tocar las 20 canciones del disco que venía a presentar era demasiado oscuras y pesadas para cantarlo por entero en Europa. Así que el sábado al igual que hizo a lo largo de su gira americana fue degradando todo un arsenal de grandes canciones de su mítico disco “The River”, pero dejándose por el camino 8 de sus piezas fundamentales de la talla de “Independence day” o “Stolen Car” en la cuneta al considerarlas demasiado sombrías para el público europeo, al menos en este inicio de gira europea; lo que provocó todo ese apabullante éxitos marca de la casa que como siempre enganchó al público.

35 mágicas canciones para crear una noche inolvidable como pocos saben regalar, esperando con ganas su retorno a la ciudad. ¡Aquí te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *