La importancia de la “Food Photography”

¿Que hay más inmediato que una imagen y por lo tanto una fotografía? Desde la urbana a la deportiva, la arquitectónica, la de moda y belleza, y otras muchas, a la simplemente periodística; hasta llegar a la   food photography, tema de este artículo.

Fotografiar alimentos o comida es un arte, la  food photography es una especialización de la categoría fotográfica del “still life” que se usa para la promoción de los platos de restaurantes, bistrots, cafeterías, lugares de fast food y recetarios.
El elemento fundamental de la  food photography es la luz, o la “temperatura del color”, que ayuda a determinar el color exacto de las  fuentes de luz. Por lo general es preferible la luz natural, en el caso de que no sea suficiente se opta por utilizar focos.

Del mismo modo que el color influye, inconscientemente, en diversos aspectos de nuestras vidas, sabemos que esta percepción se explota a diario y la publicidad es un ejemplo.

Según un  estudio científico, cada individuo puede reconocer a simple ojo más de 2000 tonalidades diferentes de color y casi el  87% de las impresiones percibidas por el hombre se obtienen a través del universo de los colores.

La importancia del color en la  food photography, resulta fundamental para atraer al cliente potencial, el objetivo no es otro que el de conseguir que la persona que observa la fotografía de un plato diga “si, me gusta, me parece muy apetecible, me encantaría probarlo.”

Y con estas fotos de Iñigo Somovilla de Miquel, que desde hace años trabaja fotografiando producto y que se ha especializado en gastronomía, (Monvinic y Shibui en Barcelona, se encuentran entre quienes han contratado a este vasco, discreto pero decidido y amante de los retos), quiero no solo daros a conocer al fotógrafo y su magnifico trabajo, si no recalcar la importancia que tiene fotografiar platos para los restauradores y sus restaurantes.

Iñigo, demuestra a través de cada una de sus imágenes, como servirse de las fotografías adecuadas en restauración,  resulta ser la mejor tarjeta de visita que se pueda tener, es inmediata y decisiva para la promoción online de un restaurante. Mirar las fotos de los platos que se recomiendan mientras se leen los comentarios de los que ya los han probado, estimula al posible nuevo cliente a visitar la web del local o a reservar directamente.

DSC04441

Todas las fotografías son de Iñigo Somovilla y los platos del restaurante Monvinic

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *